La cosecha paso a paso

La cosecha paso a paso:

1.- Deja de abonar las plantas al menos 2 semanas antes de cortarlas. Una acumulación de nutrientes en el follaje produce sabor a fertilizante. Lava con agua la tierra para drenar los nutrientes una semana antes de cosechar.

g13xhaze

G13xhaze  lista para ser cosechada

2.- El día de la cosecha ha llegado, lo óptimo seria que las plantas estuvieran ligeramente secas pero con el follaje fresco y alzado, en resumen, que no hace falta regarlas abundantemente el día antes de la cosecha.

3- Para comenzar deberíamos tener unas tijeras de poda finas y afiladas, yo aconsejo usar guantes de látex de usar y tirar para manipular los cogollos mientras manicuras, esto permite que puedas disponer de tus manos limpias en cualquier momento ya sea para hacer una pausa y liar un porro o simplemente para rascarte el ojo. También es aconsejable tener un bote de alcohol 96º, para limpiar de vez en cuando el filo de las tijeras cubiertas de resina.

manicurando cogollito

manicurando cogollito

4-  Manicura: Cosecha la planta entera o bien rama a rama, es preferible eliminar primero las hojas grandes que no tienen resina y mandarlas directamente para el compostero, no tienen thc. Manicura el cogollo de sus hojas pequeñas agarrándolo por su rama para no estropear la flor. Yo aconsejo colocar un periódico o recipiente debajo de donde manicuramos para luego aprovechar las hojas pequeñas para hacer hachis o aceite.

5- Podéis secar las plantas rama a rama colgada de un cordon o usar un secador de malla (mas cómodo) pero lo importante es que la habitación sea oscura, seca y aireada. Cuando los tallos se dejan intactos, el secado es mucho más lento.

6. Las claves para un buen secado pasan por encontrar un lugar seco (humedad entorno a 50%), oscuro (sin luz directa), fresco(temperatura entre 10º y 16º) y bien aireado (puedes añadir un ventilador que oscile y mueva el aire). Coloca los cogollos en los estantes del secador o colgados del cordón intentando que no estén juntos o apretados, que el aire circule entre ellos.

secado colgados de un hilo

secado colgados de un hilo

secado en secador de malla

secado en secador de malla

 

7-  El factor tiempo es muy importante, no debemos ser impacientes, lo ideal es secar los cogollos hasta llegar a un 25% de su peso fresco original, o sea, que deberían perder alrededor del 75% de su peso en agua. Un buen signo es cuando el tallo central del racimo floral se rompe fácilmente al ser doblados. Llegará un momento en que ya suficientemente secos sin amenazas de moho, podemos pasar a almacenarlos.

8.- El curado es un proceso fundamental en los cultivadores expertos, deja que las resinas y los cannabinoides terminen de madurar por lo que nuestra hierba adquiere mejor aroma, gusto y mayor psicoactividad. A la vez que al irse degradando la clorofila desaparece el gusto a verde desagradable.

El curado consiste en guardar los cogollos sin apretarlos en una caja de madera (sin barnices), bote de plástico hermético o bote de cristal hermético (mi preferido). Ha de estar a la oscuridad y debemos abrirlo una vez al día. Un truco es pegar por fuera cinta aislante negra a vuestro bote hermético de cristal.

curado en botes de cristal

curado en botes de cristal

Tras los primeros días de curado nos parecerá que la hierba vuelve a humedecerse , eso es debido a que la humedad que queda en el interior de los cogollos sale hacia el exterior. El proceso de curado dura entre dos y tres semanas y lo daremos por concluido una vez la marihuana vuelva a estar crujiente.

9.- Finalmente toca envasar la hierba para su conservación, esto se puede hacer en un bote al vacio o en bolsas cerradas herméticas, siempre guardadas a la oscuridad y mejor a temperaturas frescas.

10.-  A disfrutar de vuestro esfuerzo, buenos humos!!